Que plancha de pelo comprar

¿Qué plancha de pelo comprar?

Lejos de decirte qué modelo debes comprar, en este apartado voy a describir las características técnicas que ha de tener una buena plancha para ti, para que se adapte perfectamente a tus necesidades.

Espero que, tras leer este artículo, todas tus dudas se hayan esfumado.

 

Materiales

La cerámica es un material duro y resistente, aunque si recibe un golpe se puede fracturar. Es más porosa que el titanio y eso hace que no tolere todos los productos. Fíjate bien en tu protector térmico y asegúrate de que lo puedes usar con una plancha de cerámica.

La parte positiva es que los peinados duran muchísimo más que con otras planchas. Deberás, entonces, escoger entre brillo o resultados duraderos para decantarte por un material u otro.

Una versión mejorada de la cerámica es la cerámica con turmalina. La turmalina es un mineral que emite iones negativos, así que es muy adecuada para evitar el frizz del pelo. Y además, daña menos el cabello.

Si tienes un pelo reseco, con tendencia al encrespamiento o muy castigado por los químicos, considera esta opción.

Como tercera y última opción más frecuente tenemos el titanio.

Materiales placas

El titanio aguanta muy bien cualquier producto que uses en el cabello, es menos corrosivo que la cerámica. Y además, al ser generador de iones aporta un brillo increíble al cabello.

 

Planchas de gama baja

Vale la pena hacer una mención a a las planchas baratas o de gama baja, pues existen muchísimas en el mercado y es importante que sepas a qué te expones cuando compras una.

Sus placas son, en su mayoría, de aluminio con un revestimiento de un material resistente. Con el uso continuado el revestimiento salta y deja visible el aluminio. Llegados a este punto es mejor dejar de usar inmediatamente esa plancha y comprar otra, porque hay riesgo de que estropee tu cabello.

Piensa que si haces un uso diario de ella, la vida media de una plancha barata está sobre los 2-3 años. Por eso son más económicas.

Mientras que una plancha de gama alta y cuyos materiales son mejores, más resistentes y duraderos, te puede aguantar unos 10 años o más.

 

Ancho de las placas

El ancho estándar, entorno a los 2,5 cm, es muy adaptable a cualquier largo, tipo de pelo y peinado que quieras hacer. Es el que encontramos en la mayoría de planchas de pelo.

Si no tienes unas necesidades especiales y quieres una plancha para todo, te recomiendo encarecidamente esta opción.

Las planchas maxi o de placas anchas (sobre los 5cm), están pensadas para alisar melenas largas y abundantes, pues se reduce mucho el tiempo de peinado.

Es posible, también, hacer ondas o rizos pero ten en cuentas que éstos quedarán más abiertos que si usas una plancha más estrecha.

La versión mini (1,25 cm aproximadamente) es la adecuada para flequillos, cabellos cortos o para llevártela de viaje. Incluso, es muy útil si quieres peinarte desde la raíz y crear un peinado súper definido.

Ancho placas

 

Longitud de las placas

Podemos encontrar planchas con placas extra largas (de unos 11-12 cm de largo) o bien de una longitud normal (unos 9 cm).

La primera opción es muy recomendable para alisar cabellos largos y abundantes, ya que facilita enormemente el peinado, tardando menos tiempo. Es posible crear rizos u ondas con las planchas más largas, sí, aunque resulta algo aparatoso.

Las planchas con placas de 9 cm, en cambio, son muy manejables, más cómodas y suelen ser más ligeras. Hay un mayor control a la hora de peinarte y por tanto, si te gusta cambiar de look o no tienes unas necesidades concretas, te conviene más esta opción.

 

Placas basculantes

También llamadas placas flotantes. Se mueven ligeramente al ejercer presión sobre ellas, como si tuvieran unos muelles debajo.

Placas basculantes

Sin duda es un “must” de cualquier styler. Permite que el rizo sea más limpio y definido y evita que queden marcas en el cabello.

En el caso de los alisados, conseguimos mejores resultados en poco tiempo al distribuir mejor la presión y el calor en cada mechón de pelo.

 

Barril

Es la forma o contorno de la plancha. Según el modelo, éste puede ser más redondeado o más plano.

Hay quién considera que la forma del barril influye en el moldeado. Así, si el barril es grande y redondeado, puedes definir mucho más tus rizos, creando unos bucles perfectos y dejándolos más bonitos.

Sin embargo, ese acabado te lo puede dar una buena técnica de peinado y unas placas con bordes redondeados, que son esenciales para modelar el cabello.

 

Regulador de temperatura

La mayoría de marcas y modelos llevan un regulador de temperatura incorporado, aunque algunas marcas como GHD, no. Ten en cuenta que las planchas con temperatura fija suelen estar entre los 180-200º C.

Los cabellos finos con o sin tratamiento tienen suficiente con 100-140º C, así que un regulador de temperatura es indispensable. Los 185ºC en el caso de GHD serían excesivos para cabellos que de por sí, son más delicados o débiles.

Regulador temperatura

Si tu cabello es normal y sin tratar, puedes usar una plancha sin regulador. Pero si está teñido o decolorado mejor con regulador, ya que tu pelo es más poroso y necesita menos temperatura que cuando no está tratado.

Para cabello grueso, lo que quieras. Sin regulador está perfectamente bien, aunque esté teñido o levemente decolorado.

Ten presente no exceder los 200º C porque podrías quemar la fibra capilar. Esa temperatura sólo es adecuada para tratamientos de queratina y en cabellos gruesos sin tratar químicamente.

 

Control de temperatura

En mi opinión no existe un modo mejor para controlar la temperatura, según tus preferencias. Puedes hacerlo a través de una ruedecita (es la modalidad más antigua) o a través de una pantalla digital.

 

Lo que sí debes tener en cuenta es dónde está situado: en la parte externa, en un lateral o en la parte interna.

A mi modo de ver, es más cómodo si está en la parte interna para evitar tocarlo mientras te estés peinando y así modificar la temperatura sin querer.

 

Otros

Los bordes contorneados o redondeados de las placas no dejan marcas en tu cabello cunado lo quieres moldear. El acabado en rizos y ondas es perfecto.

Las carcasas oscuras disimulan mejor el paso del tiempo y suelen permanecer impecables. Las blancas tienden a amarillear con el calor.

Aunque no lo creas, un cable largo y giratorio te dará libertad de movimiento y comodidad. Lo agradecerás cuando eches mano de tu plancha.

Otros

 

Conclusión

¿Buscas una plancha “todoterreno”? Mi recomendación es que optes por una profesional que tenga el barril y bordes redondeados, placas de titanio basculantes, medidas de 9 x 2,5cm, con regulador de temperatura y cable largo y giratorio.

En cambio, si tus necesidades son más concretas habrá que valorar qué te hace falta.

Si tienes mucho cabello, muy denso o voluminoso y básicamente vas a alisarlo, te diría que busques una plancha de placas extra largas o bien de placas anchas.

Y, por último, considera la plancha mini si te la vas a llevar de viaje o en el bolso, si sólo te peinas el flequillo o si quieres hacerte rizos muy pequeños o cerrados.

 

Tal vez también te pueda interesar:«Las 7 mejores planchas de pelo de 2020″. Donde, además, encontrarás una pequeña guía de compra.

Si prefieres ir directamente a la guía pincha en el siguiente enlace:  «Consejos para escoger una plancha de pelo».

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)