Pelo encrespado

Pelo encrespado: 7 tips para mantenerlo a raya

Sales de la ducha contenta y relajada, pero llega la hora de la verdad: el momento del secado. Ahí ves la cruda realidad, un cabello indomable que resta calidad a tu imagen.

Tratas de ocultarlo por todos los medios: lo planchas y cruzas los dedos para que quede bien liso, o bien, usas algún activador de rizos con la esperanza de que aquella maraña de pelos coja forma.

Pero no hay nada que hacer…

Sin embargo, ¿has pensado en que tu cabello, en realidad, podría estar queriéndote dar un mensaje? Considera la posibilidad que esté deshidratado, maltratado o simplemente reflejando las condiciones internas o externas.

Te traigo 7 consejos para reducir al máximo el encrespamiento de tu cabello y para recuperar su vitalidad.

 

1. Los productos de higiene adecuados

Conocer nuestro tipo de cuero cabelludo es más importante de lo que muchos creen y, por tanto, debemos elegir el champú, acondicionador y mascarilla adecuados para él.

Preferiblemente usa productos orgánicos. Sus ingredientes son naturales y, por tanto, respetuosos con el pH de la piel. Además, su uso continuado te garantiza un aspecto sano y cuidado de tu cabello, ya que no irrita el cuero cabelludo.

Elige los productos adecuados

Otro aspecto a tener en cuenta, es que un pelo encrespado suele tener falta de hidratación con lo cual, será muy importante darle ese extra que está pidiendo a través de una mascarilla o sérum.

Una vez a la semana, puedes aplicar aceite de coco, argán o ricino en las puntas y dejarlo actuar durante 20’. Después lávalo normalmente. Estos aceites son sumamente nutritivos para el cabello, lo dejan sedoso y brillante.

 

2. Sécalo con mimo

Seca tu cabello sin frotar y mantenlo enrollado con la toalla para que ésta absorba el exceso de humedad. Así también minimizas el uso de secador.

Sécalo con mimo

Si tienes posibilidad, y una vez te hayas retirado la toalla, deja secar tu pelo al natural. Si no pudiera ser, aplica calor a baja temperatura y durante poco tiempo.

Evita el uso continuado de herramientas de calor. Si usas plancha de pelo, opta por una marca que sea de buena calidad y cuyas placas tengan un revestimiento de cerámica con turmalina.

Péinate en seco, ya sea antes del lavado o después, pero nunca mientras el pelo esté húmedo. En ese estado el cabello es más frágil y se rompe fácilmente.

 

3. Reduce la humedad ambiente 

En los días húmedos el cabello cobra vida propia, se riza, aumenta el volumen y se crea un descontrol. No podemos evitar que llueva, es cierto, pero sí podemos controlar la humedad dentro de casa.

Reduce la humedad ambiente

Una buena solución son los deshumidificadores: electrodomésticos que reducen la cantidad de vapor del aire y, por tanto, la humedad presente en el ambiente.

Considera si te puede ser útil. Revisa en qué habitaciones de tu hogar se acumula más humedad, bien sea por su situación o por falta de ventilación y luz solar.

No sólo tu pelo te lo agradecerá, sino que tu salud y la de tu familia se verán beneficiadas.

Puedes encontrar información más ampliada y conocer los mejores deshumidificadores del mercado en esta web.

 

4. Buenos hábitos

Usa tintes sin amoníaco, sulfatos y parabenos. Por suerte, existen alternativas: los tintes que usan una base de aceite como fijador son una buena elección y además nutren tu cabello.

Hábitos externos

Aunque por supuesto, todavía existe una opción mejor: los tintes vegetales. Ciertamente presentan menos tonos que los tintes químicos y su efectividad para cubrir las canas es más limitada, aún así, son los más respetuosos para el cuero cabelludo.

A la hora de aplicar el color, es conveniente hacerlo con el cabello sin lavar de 2-3 días y solamente en las raíces.

Otras buenas prácticas son evitar tocarse el pelo constantemente a lo largo del día o peinarlo en exceso. Usa un peine de púas anchas: no sólo reducirás la fricción y, por tanto, el encrespado, sino que además evitarás que el cabello se rompa.

Corta las puntas regularmente, tu cabellera recobrará la fuerza y se verá más vital.

 

5. Cuida tu interior

No debe ser la primera vez que oyes que el pelo y las uñas reflejan el estado de tu cuerpo. ¡Y apuesto a que tampoco será la última!

Vamos a ver los 3 factores más importantes:

La falta de hidratación es una de las principales causas de una melena apagada y sin brillo. Algo tan sencillo y necesario como beber 1-2l de agua al día contribuye a recuperar la salud de tu cabello.

Cuida tu interior

No podía faltar la alimentación. Una dieta rica y variada que garantice la ingesta de vitaminas, hierro, zinc y omega 3 (entre otros) es indispensable para que el pelo crezca fuerte y sano y, por tanto, esa vitalidad se perciba en el exterior.

Cuida tus pensamientos y emociones. Te puede sonar raro, pero cada vez está más demostrado que todo es energía, y eso incluye lo que pasa por tu cabeza y por tu corazón. Cultiva pensamientos de amor y respeto hacia ti misma, hacia tu cuerpo, hacia tu cabello. Sé muy cuidadosa con tus palabras y acciones: háblate y trátate con cariño y mimo.

 

6. El corte de pelo adecuado

Cómo te cortes el pelo influye básicamente en el volumen.

Es mejor evitar los cortes que pretendan dar cuerpo y volumen y optar por aquellos que aprovechen el peso del cabello. Así lo aconsejan numerosos estilistas: los looks más indicados para el pelo encrespado son las melenas largas sin capas y los flequillos rectos.

El corte de pelo adecuado

Pero si prefieres un look corto, el “pixie” desigual reúne las características de comodidad y practicidad para aquellos cabellos más rebeldes, y además te hará rejuvenecer.

 

7. Enemigos ocultos

Aunque parezca muy obvio, me veo obligada a hablar del estrés, los tóxicos y la contaminación.

El estrés altera el ciclo de crecimiento del cabello y puede hacer que éste se caiga en grandes cantidades.

Si crees que sufres de estrés, primero toma conciencia de ello. Trata de eliminar aquello superfluo de tu vida y que no te aporte nada, aligera tus compromisos y cuida de tus pensamientos. Hacer yoga, meditación o actividad física te puede ayudar a mantener una mente clara y a reducir la tensión. Reserva espacios para ti cada día, para hacer aquello que más te gusta o simplemente para estar contigo misma.

Enemigos ocultos

El tabaco afecta a la micro circulación de la piel, haciendo que ésta disminuya en el cuero cabelludo. Como consecuencia, el oxígeno y los nutrientes que llegan a los capilares son deficientes, provocando alteraciones en la calidad y cantidad del cabello.

Las impurezas y partículas tóxicas del aire contaminado se depositan en el cabello afectando a la cutícula y al cuero cabelludo. El resultado es un pelo apagado, seco y débil, características que para nada le van bien al encrespamiento.

En la medida de lo posible, opta por la Naturaleza o por ambientes con el aire limpio, practica deporte y sigue una dieta saludable para mantener tu sistema inmune fuerte.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)